Posiblemente la mayoría de los expertos coincidan en que uno de los mayores enemigos a los que se enfrenta el e-learning es la alta tasa de abandono de los alumnos (en el año 2014 se situó cerca del 35% en másteres y posgrados). Sin duda, reducir esta tasa de abandono ha sido uno de los grandes retos del año 2015, de tal manera que incluso Google destinó 300.000$ durante 2014 a un proyecto que estudiara las formas de reducir la tasa de abandono en los MOOC (Massive Open Online Course).

Ver artículo original en: Thematic case study – Aprendizaje digital: ¿ un nuevo potencial en las empresas?